Biografía de The Who
The Who

Biografía de The Who

Biografía, historia, vida y legado musical de The Who

The Who

¿Quién es The Who?


The Who es una banda de rock fundada en Londres, Inglaterra, en 1964 por Pete Townshend (guitarra), Roger Daltrey (voz), John Entwistle (bajo) y Keith Moon (batería); actualmente solo los dos primeros integrantes continúan al frente de la agrupación. La banda se hizo famosa por álbumes que marcaron hitos como “My Generation”, “A Quick One”, “Tommy” y “Quadrophenia”; o con sencillos como “I Can't Explain”, “My Generation” y “The Kids Are Alright”. También por sus presentaciones en vivo, donde sus integrantes, con gran derroche de energía, terminaban los conciertos con la destrucción de sus instrumentos frente al público.

Hoy por hoy se la considera como un importante referente del género rock, al ser de las primeras agrupaciones en incursionar en la ópera rock, además de precursora de subgéneros como el punk y el britpop. The Who, al igual que bandas como The Beatles y The Rolling Stones, Led Zeppelin y otras agrupaciones emblemáticas del rock inglés, surgidas en la década de los sesenta, es parte de la llamada ‘Invasión Británica’, como denominaron en Estados Unidos la influencia musical y cultural que tuvieron del rock inglés que, paradójicamente, estuvo inspirado en muchos casos por la música popular estadounidense.
[ Enviar edición ]

Significado del nombre de The Who


No está muy claro por qué decidieron llamarse The Who, pero ese es el nombre con que se identifican desde 1964, cuando ingresó el baterista Keith Moon y la banda se conformó de manera permanente. Antes, en 1962, con tres de los miembros fundadores, existió la agrupación precedente The Detours, que luego pasó a llamarse Maximum R&B y, ya bautizada The Who, por un breve intervalo The High Numbers; pero prevaleció el nombre con que se hicieron famosos y se conocen hasta hoy.
[ Enviar edición ]

Inicios de The Who en la Música


Como ha sucedido en otras oportunidades, con la conformación de otras bandas que luego fueron famosas, The Who proviene de la reagrupación de varios exintegrantes de otros grupos musicales que habían comenzado en Londres a finales de los años cincuenta o principios de los sesenta.

En este caso se trata de The Detours, banda creada en 1962, con Roger Daltrey como principal vocalista, Pete Townsend en la guitarra y John Entwistle en el bajo; antes de convertirse en The Who se hicieron llamar The High Numbers y Maximum R&B, hasta que finalmente, a principios de 1964, con la incorporación de Keith Moon en la batería, se dieron el nombre The Who.

Cada uno de esos cambios obedeció a experiencias musicales en diferentes sitios, a ensayos con la música, a la búsqueda de un estilo que los aglutinara como agrupación; además de dar con un mánager adecuado para desarrollar el proyecto que tenían en mente. Su propuesta estuvo caracterizada desde el comienzo por el desenfado y la extravagancia, con lo que ganaron rápidamente seguidores dentro de la juventud irreverente, en rebeldía contra ciertas normas sociales que consideraban opresivas de la libertad y la creatividad. Eran los años de la ‘rebelión hippy’.
[ Enviar edición ]

Género musical de The Who


Según algunos analistas de la discografía de The Who, puede afirmarse que han transitado por diferentes estilos de acuerdo con las necesidades expresivas de cada composición y de la época en que la han realizado; también el estado de ánimo de la banda, por la situación personal de sus integrantes, en particular del guitarrista Pete Townshend –considerado el más creativo del grupo-, ha determinado un estilo que se ha visto plasmado en sus diferentes obras.

Desde el rythm & blues, que llevaron al máximo de expresividad, hasta el boogie como derivación del bues, pasaron por la música folk, el pop, algunas variantes y derivaciones del jazz, el rock de contenido, el rock duro, la ópera rock, que es un subgénero al que aportaron significativamente, la miniópera; en fin, dependiendo de cada pieza, han logrado expresarse de determinadas maneras que, combinadas, finalmente dieron con un estilo único, que los caracteriza y los hizo inconfundibles dentro del mundo de la música rock.
[ Enviar edición ]

Trayectoria y Legado de The Who


A fines de 1964 el guitarrista Pete Townshend presentó al grupo una canción original llamada “I Can’t Explain”, que se asemejaba al título de una pieza del grupo The Kinks: “You Really Got Me”. La letra de Townshend aportó una vívida emoción de juventud y la música engranó perfectamente con las poderosas cuerdas vocales de Daltrey.

El resultado fue sorprendente, la sensibilidad de un guitarrista líder que jugaba con las armonías. Se sintió el gran potencial del grupo, por lo que Shell Talmy, un norteamericano radicado en Inglaterra, que estaba produciendo el disco de The Kinks, incluido “You Really Got Me”, les consiguió un contrato con la compañía Deeca; la rama estadounidense de Decca Records, al que siguió otro acuerdo de trabajo con la casa matriz ya que funcionaban como entidades separadas.

Después de la presentación explosiva del grupo en Ready Steady Go! -programa de televisión británico de música rock / pop transmitido Associated Television (ATV)-, en el cual Townshend y Moon destruyeron sus instrumentos mientras interpretaban “I Can’t Explain” al aire, la canción entró en el Top Ten Británico. Su próximo tema ese verano “Anyway, Anyhow, Anywhere” definió la corriente musical de la época. “My Generation” saltó al número dos en las carteleras, reafirmándose como un fenómeno del pop británico; ambos temas de 1965.

“The Who”, un álbum con el nombre de la agrupación apareció a fines de año, ese disco homónimo fue realizado en el Reino Unido en diciembre de 1965 y llegó a Estados Unidos en abril de 1966 con el título “The Who Sings My Generation”; la portada fue diferente y la lista de canciones también distinta de la inglesa. Además, presentó varios temas más cercanos al rythm & blues y otros originales de Townshend.

En diciembre de 1966 grabaron el LP “A Quick One”, que alcanzó el cuarto puesto en el Reino Unido. En Estados Unidos y Canadá no pudo ser puesto a la venta sino hasta abril y mayo de 1967, respectivamente. El álbum cambió al título de “Happy Jack”, particularmente porque la canción homónima había sido un éxito y porque la compañía Decca objetó el doble sentido del nombre original. Los dos discos fueron iguales en sus contenidos, con la excepción del tema “Heatwave” que fue reemplazado por “Happy Jack”.

A principios de 1966 “Substitute” llegó a ser su cuarto Top Ten Británico, producido por Kim Lambert; el sencillo marcó el fin comercial con Talmy y el grupo firmó contrato para grabar con Deeca-Brunswick. Lambert y Stamp trataron de negociar con Deeca Americana, pero no se logró. Sin embargo, firmaron con la compañía inglesa Polydor, manejada por Reaction; por un tiempo hubo rivalidad entre Reaction y Brunswick, pero la competencia fue superada a favor de la banda.

“I’m A Boy”, realizado en el verano de 1966, fue el primer sencillo de The Who sin un rival en Brunswick, mostró cuán lejos pudo llegar la banda y Townshend en dieciocho meses. Durante ese período Lambert introduce a Townshend en el amplio campo de la música clásica, que ensancha su camino en la composición de canciones y temas. La canción “I’m A Boy”, trata de un niño forzado a vestir como una chica por su madre dominante.

The Who comenzaron a causar un gran impacto en el rock and roll, como The Beatles y The Rolling Stones, ellos ganaron enorme popularidad con muchos de sus temas, que redefinieron los límites de la música pop-rock, con aires melódicos y complejas canciones.

La historia en los Estados Unidos llegó a ser diferente, “I Can’t Explain” apenas se hizo sentir y “Anyway, Anyhow, Anywhere” no estuvo mucho mejor; a pesar de la televisión y shows en ABC. Aun con Deeca, consiguieron con “My Generation” un discreto puesto 74, una sombra de lo que fue en Inglaterra. El bajón financiero no estaba muy lejos; y eso preocupaba a los manager, a pesar del apoyo de Polydor.

El éxito de Townshend escribiendo temas inspiró a sus mánager, con la idea de que cada miembro de la banda tenía que contribuir con canciones, para generar más ingresos. La presencia de Lambert permitió a Townshend escribir una miniópera de diez minutos “A Quick One (While He‘s Away)”, donde el guitarrista canta y toca, más allá del solo rock and roll, inclusive con aires country y de opereta.“A Quick One” demostró las cualidades de Entwistle como letrista, su humor macabro se plasmó en “Boris The Spider” y en “Wiskey Man”. Moon, por su parte, en “Cobwebs And Strange” demostró también un brillante sentido del humor; y Daltrey, que omo compositor no fue tan aceptable, contribuyó con “See My Way”.

Aunque “A Quick One” tuvo una diversidad de sonidos, además de voces creativas, The Who tardaron en reconocerlo; llegó a ser otro hit británico y, en menor escala, en Norteamérica donde, retitulado “Happy Jack”, alcanzó el puesto cuarenta a principios de 1967; y la banda fue incluida en un tour por Estados Unidos junto a Cream, Folkies Jim & Jean y Wilson Pickett, con toques de cinco sets por día. Su primera parada fue en The Fillmore Auditorium de San Francisco, California; allí tuvieron problemas por la duración de las presentaciones: de quince a veinte minutos, cuando lo usual eran cuarenta minutos; ejecutaron en vivo la miniópera “A Quick One”. Después del Filmore tuvieron su más importante show en California durante esa gira, en el Monterrey Internacional Pop Festival, que los colocó en un “duelo” con Jimi Hendrix, para saber quién podría terminar sus presentaciones más desaforadamente.

Creado como una burla a las transmisiones formales por radio, “The Who Sell Out” fue un álbum editado en 1967 con elementos subversivos y conceptuales; también fue un tributo a las estaciones de radio piratas que habían sido cerradas por el Gobierno. El grupo apostó mucho por el mercado americano, descuidando su sólida posición en Inglaterra, donde el muy conocido “I Can See For Miles” conquistó dicho mercado. La ejecución de Daltrey fue la mejor de su carrera, igualado con Townshend en la guitarra, la frenética batería de Moon y Entwistle con el bajo.

Ese fue el primer top ten de The Who en Estados Unidos, mientras que obtuvo el segundo lugar en Inglaterra; pero no fue suficiente para ellos y su mánager. El grupo pasó el año de 1968 disfrutando los sencillos “Call Me Lightning”, “Magic Bus” y “Dogs”, en este último se puso de relieve la afición de Townshend por las carreras de perros. La banda compiló sencillos recientes y en Estados Unidos Deeca Records trabajó con “Magic Bus”; también apareció un álbum de singles titulado “The Who On Tour”, a partir de lo que hicieron en 1968, en especial en Estados Unidos. Adicionalmente, tocaron en lugares como Filmore East de Nueva York, Estados Unidos, donde grabaron el show para editar un álbum en vivo.

“Tommy” llegó en 1969, un año después de “The Who Sell Out”, el grupo quería sumar más instrumentos en algunos temas y Entwistle estaba volcado en los sonidos del bajo para la grabación; pero carecían de dinero y opciones, así que álbum fue producido como una obra en progreso. Por primera vez las estrellas se alinearon a favor de The Who, especialmente en los Estados Unidos.

La prensa seria alabó el álbum como una obra maestra, mientras la prensa ligera comenzó a tomar en serio la música rock. “Tommy” llegó a ser el álbum más criticado y estudiado en la historia del rock, entró en el top ten de las carteleras norteamericanas; y el grupo, como parte de las actividades de promoción, realizó un tour extenso, donde ellos tocaron la ópera completa. El público esperaba con ansiedad cada show. También en 1969 The Who se presentó en el memorable Festival de Woodstock -el mejor concierto de rock de todos los tiempos, según muchos-, celebrado entre el 15 y el 18 de agosto en el condado de Sullivan, del estado de Nueva York, donde la banda quedó, ante más de cuatrocientos mil espectadores, como una formidable e imprescindible agrupación de rock.

“Tommy” como película fue filmada por el director de cine Ken Russell en 1975. Con los conciertos interpretando la ópera la banda se mantuvo ocupada por casi dos años, sin impedir que Townshend concibiera un nuevo proyecto; a partir del cual en 1970 The Who editaron “Live At Leeds", que produjo el hit “Summertime Blues” y, en menor medida, “The Seeker”, piezas que les dieron al grupo un respiro financiero.También apareció “Life House”, una ópera rock fuertemente influenciada por el gurú Meher Baba, que impulsó a la banda a nuevos territorios sónicos con sintetizadores y electrónica.

El grupo se enfiló a la grabación de “Who’s Next” con el productor Glyn Johns, alardeando del buen sonido; fue un tremendo éxito y todos sus singles fueron hits, como “Baba O’Riley”, “Bargain”, “Behind Blue Eyes”, “Won’t Get Found Again” y “My Wife“ de Entwistle; The Who llegó a ser, en los años setenta, la base o piedra angular de las radios FM.

The Who’s Next Tour se convirtió en uno los shows rocks en vivo más representativos en el mundo de los aficionados al género, junto con los de The Rolling Stones; repentinamente su historia interesó a millones de fans. “Meaty Beaty” y “Bouncy”, una retrospectiva de sus canciones, se vendió en cantidades masivas. El éxito del LP animó a Townsend a intentar con otra ópera, “Quadrophenia”, donde abandonó la fantasía, para esbozar un retrato de la moda de los sesenta. Por esa misma época también realizó “Who Came First”, una colección de grabaciones privadas y demos que hizo con Meher Baja; por su parte, Entwistle comenzó su carrera en solitario con “Smash Your Head Against The Wall”, al que siguió “Wistle Rymes”, producido el mismo día del álbum de Townshend.

Después de dos años, The Who lanzó en 1973 su sexto disco de estudio, bajo el título de “Quadrophenia”, en el que la banda hizo énfasis en los cambios de estilo musical que venía incorporando en sus trabajos anteriores. Ese álbum doble es considerado como su segunda ópera rock; al igual que “Tommy”, también dio paso a una película. Según la crítica especializada, por la sobreinstrumentación “Quadrophenia” fue catalogada como una obra grandilocuente; sin embargo, eso no hizo mella en su éxito, pues se contó entre los diez mejores álbumes de los Estado Unidos.

“Quadrophenia” se vendió muy bien, pero mostró ser una obra para conciertos; así que con algunas modificaciones se abrevió la versión y mejoró su participación en el mercado. Luego cada músico comenzó a actuar por separado: Entwistle concentrado en su carrera, incluyendo grabaciones con sus proyectos. Daltrey aprovechó la fama de vocalista de talento, así como su habilidad como actor, que alternaba con su carrera y álbumes en solitario; además actuó en la película “Lisztsomanía”, basada en la vida del controversial músico clásico Franz Liszt. Por su lado, Moon produjo su único álbum “Two Sides Of The Moon”; mientras que Townshend trabajó en nuevas canciones y en 1975 realizó “The Who By Numbers”.

The Who decidieron comenzar 1978 con la grabación del disco “Who Are You”, que fue editado en agosto, a la par de una campaña promocional con un vídeo de la canción homónima. En vez de responder al insurgente movimiento punk, The Who se enfiló en el rock que no se veía desde “Quadrophenia”. El disco fue un éxito, llegó de segundo en Estados Unidos y ganó un disco de platino. Pero en lugar de regocijarse por un regreso triunfal, “Who Are You” se convirtió en símbolo de la tragedia: el 7 de septiembre el baterista Keith Moon murió por problemas derivados de su adicción al alcohol. Kenney Jones lo reemplazó y el grupo realizó una adaptación del disco “Quadrophenia” para la película del mismo nombre.

En 1979 la banda realizó un nuevo disco, grabaron el documental en vivo “The Kids Are Alright”; además, contribuyeron con la música en la adaptación cinematográfica de “Quadrophenia”, protagonizada por el actor de cine Phil Daniels. The Who comenzaron un tour ese mismo año por Estados Unidos; pero esa gira fue empañada cuando once fanáticos, que asistían a uno de sus conciertos en el Coliseo Riverfront de Cincinnati, Ohio, murieron por una avalancha humana que pugnaba por un mejor sitio para ver el show. La banda no fue informada de catástrofe sino al término del evento; sin embargo, los miembros de The Who cayeron en depresión.

Después de Keith Moon


Hay varios críticos y no pocos fanáticos que afirman que la banda ya no volvería a ser la misma después de la muerte de Moon, pero también opinan que desde antes de ese suceso ya presentaba fisuras que empezaron unos cinco años atrás, cuando algunos de sus miembros, en especial Townshend, comenzaron a experimentar problemas internos, por cansancio y consumo excesivo de alcohol.

En 1981 Entwistle y Daltrey siguieron su carrera en solitario. Luego la banda acordó grabar su primer álbum desde la muerte de Moon, titulado “Face Dances”, un éxito que recibió aceptables críticas. Al año siguiente editaron el disco “It’s Hard”. Emprendieron un tour como despedida de los fanáticos, con el show en vivo del disco recopilatorio “Who’s Last”, grabado en 1982 con los éxitos de la agrupación, que salió a la luz en 1984 para celebrar el tour. Para ese momento, The Who ya había transitado dos décadas de éxitos; pero sobre todo, por su indiscutible y original aporte a la música rock, ya ocupaban un sitial que nadie podría arrebatarles.

El tour del adiós no fue el final de The Who pues mientras Entwistle perdía impacto en los ochenta, Townshend continuó grabando con relativo éxito. Sin embargo, la banda estaba obsesionada con regresar y se reunió para tocar en el Live Aid, dos conciertos realizados simultáneamente el 13 de julio de 1985 en el Estadio Wembley de Londres y en el John F. Kennedy Stadium de Filadelfia, Estados Unidos; y tres años después en el show de premiación de música británica.

En 1989 Townshend convino en reunirse -Simon Philips reemplazó a Kenny Jones en la batería- para el 25 aniversario del tour americano; eso fue percibido como un modo de hacer dinero, que Daltrey y Entwistle necesitaban. Sin embargo, editaron un álbum en vivo “Join Togheter”. Decidieron agruparse de nuevo en 1994 para dos conciertos, con motivo de los 50 años de vida de Daltrey, el resultado fue un éxito comercial al presentar “Tommy” en el musical de Broadway. Llegó a ser un tremendo triunfo y muchos fans se interesaron por el álbum, otro tanto se hizo con “Quadrophenia”, todo eso en 1996.

Townshend reunió a The Who para presentar el concierto “Prince Trust”, en el Hyde Park en Londres, en el verano de ese año; fue seguido en otoño por el American Tour, que resultó un fracaso. En octubre de 2001 tocaron el concierto For New York City, en beneficio de las víctimas de los ataques del 11S. A fines de 2002 planeaban un nuevo tour por Norteamérica, cuando Entwistle murió súbitamente a los 57 años en el Hard Rock Hotel en Las Vegas, Nevada, Estados Unidos. Luego Townshend y Daltrey produjeron la miniópera “Wire & Glass”, primera entrega de The Who en veinte años.

Después de veinticinco años sin grabar, superada la muerte Entwistle en 2002, editaron a fines de 2006 un extenso disco “Endless Wire”, su último álbum de estudio hasta ahora. Ese material discográfico obtuvo, en general, críticas auspiciosas, entró en top ten en Estados Unidos y el Reino Unido, además de ubicarse en el séptimo puesto de la Billboard 200; con ese trabajo, desde el álbum “Who Are You”, no figuraban con un nuevo disco en las carteleras internacionales, el tour correspondiente fue bien recibido por el público.

Durante 2010 realizaron unas cuantas presentaciones, a beneficio de Teenage Cancer Trust; y dos años más tarde emprendieron el tour Quadrophenia And More, que terminó en 2013 con un concierto en la arena del estadio Wembley en Londres; dando origen al álbum en vivo “Quadrophenia Live In London”, editado al año siguiente. En 2014 se reinició el tour del adiós, con presentaciones en 2015 en las ciudades donde nunca habían actuado. Townshend y Daltrey volcaron su atención en completar su primer álbum desde “Endless Wire”, titulado “Who”, que apareció en diciembre de 2019.

The Who, un balance


En diciembre de 2008, en una ceremonia de gala en Washington D.C., Estados Unidos, Daltrey y Townshend recibieron Honores en el Kennedy Center por su contribución a la American Culture.

Según el canal de televisión estadounidense VH1, The Who ocupa el noveno puesto entre los cien más grandes artistas del rock and roll; y el octavo entre los cien más grandes artistas del rock pesado. Dentro de la ceremonia anual VH1 Rock Honors, organizada por ese mismo canal, The Who fueron homenajeados durante 2008; según el formato general, en cada espectáculo las bandas modernas rinden tributo a los grandes clásicos del mundo del rock/metal, interpretando una de sus piezas, después de lo cual el artista homenajeado toca varias canciones. Los shows de los dos años anteriores presentaron cuatro participantes cada uno, mientras que en 2008 solo uno: The Who, aunque con múltiples bandas rindiendo tributo.

Aunque los álbumes de The Who fueron altamente exitosos, ninguno de ellos alcanzó el primer puesto en las carteleras de Billboard. De hecho, el mejor de sus discos solo llegó al segundo lugar, posición que alcanzaron dos veces con los álbumes “Quadrophenia” de 1973 y “Who Are You” de 1978. La banda nunca tuvo un tema que figurase en el primer puesto; y solo “I Can See For Miles” se contó en el top ten, al quedar en la novena posición en 1967. Sin embargo, ubicaron cerca de treinta sencillos en el top 40 en el Reino Unido y Estados Unidos; obtuvieron dieciocho discos de oro, doce de platino y cinco de multiplatino solo en Estados Unidos.

The Who ganaron en 1988 el premio de la Industria Fonográfica Británica por su indiscutible contribución a la música; también ingresaron en 2005 al Salón de la Fama de la Música Británica, por ser parte de la cultura británica.

La revista Rolling Stone los ubicó en el puesto veintinueve, entre los artistas del rock and roll de todos los tiempos; además, esa revista afirmó en una ocasión: “The Who completa la santísima trinidad del rock británico, junto a The Beatles y The Rolling Stones”. Por su parte, la revista Revista Time dijo de ellos: “Ningún grupo ha llevado el rock tan lejos”. El grupo ingresó al Salón de la Fama Del Rock And Roll en 1990, el mismo año que sus contemporáneos The Kinks. Han vendido más de cien millones de copias de sus discos en todo el mundo. Como dato curioso, se menciona su entrada al Libro Guinness de Récords como ‘La banda más ruidosa del mundo’, por usar 130 decibeles en sus conciertos, sumado a la destrucción de sus instrumentos.
[ Enviar edición ]

Integrantes de The Who


Fundadores


Peter Dennis Blandford “Pete” Townshend: miembro fundador, guitarrista. Nació en Londres el 19 de mayo de 1945; además es cantante y compositor, reconocido ampliamente como el integrante más creativo del grupo. Escribió la mayor parte de las canciones de la banda -con letras que impactaron grandemente porque expresaban la rabia, la angustia y la rebeldía de toda una generación-; y fue el responsable de los conceptos e historias de álbumes de mucho éxito como “Tommy”, “Quadrophenia” y el proyecto “Lifehouse”.

Roger Harry Daltrey: miembro fundador. Voz principal de la agrupación, además de músico, cantante, compositor, productor y actor. Nació en Londres el 1° de marzo de 1944. Ha incursionado como cantante en solitario; además de productor y actor de cine, ha participado en obras de teatro y en TV.

John Alec Entwistle: miembro fundador, bajista. Nació en Londres el 9 de octubre de 1944. Fue el único miembro del grupo con educación musical formal, su sonido característico ha influido en muchos otros bajistas de rock. También fue compositor de una parte importante de las canciones de la agrupación. Murió a los 57 años por una sobredosis de cocaína en Las Vegas, Nevada, el 27 de junio de 2002.

Keith John Moon: miembro fundador, baterista. Nació en Londres el 23 de agosto de 1946. Se ganó el reconocimiento por su estilo exuberante e innovador para tocar la batería y su excéntrico comportamiento demoledor, lo que le valió el apodo de Moon The Loon. Se unió al grupo a principios de 1964, cuando se conformó definitivamente The Who. Participó en todos los álbumes y sencillos desde su debut en 1964, hasta su muerte súbita a los 32 años en Londres, el 7 de septiembre de 1978.

Otros integrantes


Zak Richard Starkey, baterista actual de la agrupación. Nació en Londres el 13 de septiembre de 1965, es hijo del baterista Ringo Starr de The Beatles.

Kenneth “Kenney” Thomas Jones: baterista. Nació en Londres el 16 de septiembre de 1948. Se unió a la agrupación en 1978, en sustitución de Keith Moon, donde estuvo hasta 1983; aunque luego participó en algunos eventos tocando junto la banda.

Simon Philips: baterista de excepcional capacidad innovadora. Nació en Londres 6 de febrero de 1957. Tocó con la agrupación en 1989 y en otras ocasiones pero no fue miembro oficial de la banda.

Giuseppe Henry “Pino” Palladino: bajista. Nació en Gales, Reino Unido, el 17 de octubre de 1957. Se unió a la banda en 2002, en sustitución de John Entwistle; pero solo participa en sus giras.
[ Enviar edición ]
Reporta errores a través del vínculo "enviar edición" al final de cada sección de la biografía.

Datos de The Who

  • Integrantes: Roger Daltrey
    Pete Townshend
  • Integrantes anteriores: John Entwistle
    Keith Moon
    Kenney Jones
    Doug Sandom
  • Nombre Artístico: The Who
  • Donde Nació: Londres, Inglaterra
  • Nacionalidad: Británica
  • Género(s): Rock
  • Actividad: 1964 - Actualidad
  • Instrumentos: Voz, guitarra, bajo, batería, teclado
  • Ocupación: Músicos, cantantes, compositores
  • Disquera(s): Deeca Records, Deeca-Brunswick, Interscope, Polydor
  • Página Oficial: www.thewho.com
  • Redes Sociales: Facebook Instagram Twitter YouTube
0 Comentarios
Nadie ha comentado todavía y tu opinión es muy importante. Por eso te invitamos a comentar.
No es obligatorio estar registrado para comentar, pero los registrados tienen el beneficio de tener un perfil social en Buena Música para que aparezca su foto con los comentarios.
BuenaMusica.com y sus afiliados no se hacen responsables por los comentarios emitidos por los participantes en este foro. No se permite la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o cualquier contenido que infrinja cualquier ley. Recomendamos el empleo de lenguaje moderado y estrictamente apegado al mundo del entretenimiento, música y espectáculos.