Biografía de Iron Maiden

La historia, vida y legado musical de Iron Maiden

Iron Maiden

¿Quién es Iron Maiden?


La historia de Iron Maiden no difiere demasiado de la mayoría de los grupos de su estilo, que han llegado a ser referentes. Iron Maiden no es una banda que se haya caracterizado por su vida licenciosa o por acumular escándalos en su currículo. No es que hayan sido una legión de monjes puritanos, precisamente. No, la historia de Iron Maiden es la de un grupo que ha luchado por defender lo suyo. Una agrupación cuya fe ciega en lo que estaban haciendo les daba la fuerza suficiente para demostrar de sobra, a los escépticos y a los hostiles, cuán equivocados estaban. Hay que estar conscientes de que hoy en día Iron Maiden es un grupo consolidado y que poco o nada nuevo va a aportar a la música metálica actual. No se le puede pedir más, ya forma parte de la historia, de la historia buena del rock llamado heavy metal.
[ Enviar edición ]

Significado del nombre de Iron Maiden


Harris y su banda explicaron que el nombre lo habían sacado de una de las formas de tortura medieval, una especie de caja con estacas en la puerta que, cerrada de un golpe, aplastaba a la persona que estaba adentro.
[ Enviar edición ]

Inicios de Iron Maiden en la Música


En el East End de Londres, Inglaterra, zona donde muchos no se atrevían a entrar, en un oscuro tugurio llamado The Cart and Horses, fue el nacimiento oficial de Iron Maiden, en mayo de 1976. Por ese entonces Steve Harris era el único miembro estable del grupo, el resto cambiaba constantemente a causa del carácter exigente y perfeccionista de su líder. La banda tocaba en ese local por unas cuantas cervezas. No importaba, la cuestión era tocar lo máximo posible para pulirse y poco a poco hacerse de una base de seguidores, sólida y fiel. Fue en julio de 1977 cuando conformaron el grupo de manera estable, con el vocalista Paul Di Anno, el guitarrista Dave Murray y el baterista Doug Sampson. Con ese equipo tocaron sin tener en cuenta la reputación de los locales o si solo lograran cubrir los gastos. Sitios como el Bridge House, The Ploug and Harrow y sobre todo The Ruskin Arms, pasaron a la historia como sus primeros escenarios.

Iron Maiden grabó, en dos días, su primer disco maqueta-demo, en los estudios Spaceward de Cambridge, Inglaterra; cuatro fueron los temas: el himno oficial de la banda “Iron Maiden”, “Prowler”, “Invasión” y “Strange World”. La grabación se hizo los últimos días de 1978; a principios de 1979 ya Iron Maiden ocupaba el primer puesto del ranking. Ese primer gran éxito de la banda fue crucial para su posterior desarrollo.

Su segundo gran éxito fue establecer contacto con el gerente musical Roderick Charles Smallswood, en julio de ese mismo año. Rod, como se le llamaba habitualmente, había trabajado con grupos como The Kinks, Judas Priest, Golden Earring y Moot the Hopple. Roderick los presentó en The Windsor Castle, al norte de la ciudad, también en The Swan, en Hammersmith. Ambas actuaciones se llenaron de fans provenientes del peligroso East End, fueron un completo éxito. Rod quedó gratamente impresionado por la potencia, honestidad y atención de la banda, su entrega a los fanáticos, algo que las agrupaciones de rock hard, en su endiosamiento, habían dejado totalmente de lado.

Pronto Londres fue una ciudad pequeña para ellos, así que Rod les organizó una corta gira por el resto del país. La revista musical Sounds los apoyó incondicionalmente en esos primeros triunfos. Los A&R -cazatalentos de las compañías disqueras- comenzaron a interesarse, por lo que Rod invitó a John Darrley de la discográfica EMI. Un concierto para presentarlo al sello EMI se ofreció en el Soundhouse de Neal Kay; esa fue la llave de acceso al contrato discográfico, la firma se anunció oficialmente el 15 de diciembre de 1979, en la revista Music Week. Los ejecutivos de EMI se propusieron convertir a Iron Maiden en los nuevos Deep Purple, en cierta forma lo consiguieron.

Ese nuevo estatus también trajo algunos cambios en la estructura interna de la banda. Doug Sampson abandonó el barco por problemas de salud, en su lugar entró Clive Burr, un joven baterista que se había creado una cierta reputación con la banda Samson, que más adelante se volvería a encontrar en el camino de Iron Maiden. Burr, un fanático del heavy metal y de Frank Zappa, se reveló como uno de los músicos más interesantes del universo metálico. El otro cambio fue el de Tony Parsons, que había entrado para apoyar los solos de Murray; ambos, junto a Dave, Paul y Steve, completaron la formación de la banda. Pero antes de que eso ocurriera, la productora los incluyó en una recopilación de bandas de rock metal, llamada “Metal for Mulhas”, al lado de conjuntos como Praying Mantis.
[ Enviar edición ]

Género musical de Iron Maiden


Básicamente su estilo es el rock metal. Su mayor influencia es la banda Deep Purple, que sirvió de paradigma para el desarrollo de Iron Maiden.
[ Enviar edición ]

Trayectoria y Legado de Iron Maiden


En febrero de 1980 Iron Maiden editó la canción “Running Free”, ese primer sencillo se ubicó en el puesto 44 de las listas inglesas. La semana siguiente fueron invitados a tocar en un programa de la televisión británica, de nombre “Top of the Pops”.

"The Soundhouse Tapes”, publicado por Rock Hard Records en 1979, fue el primer disco no oficial de la banda. Los temas de la maqueta fueron regrabados para Lp; es una joya para los coleccionistas, las seis mil copias que se editaron no tardaron en agotarse. Se dice que los sellos Virgen y HMV, sabiendo del negocio, les encargaron veinte mil copias cada uno y que Harris se negó a enviárselas, pues quería mantener esa pieza como algo especial para sus fans.

El primer disco oficial salió en abril de 1980 con el mismo nombre de la agrupación, “Iron Maiden”, ocupó los primeros puestos de las listas inglesas y el puesto cuatro a la primera semana. En la carátula de ese disco apareció por vez primera Eddie, emblemático monstruo del grupo, presente en todos sus conciertos y en todas las portadas de sus siguientes producciones. Eddie nació de la forma más simple posible: un caminante con una máscara que asustaba a las primeras filas en los inicios de la banda. Luego se convirtió en una cabeza de cartón que aparecía detrás del baterista. Por aquella época lo llamaban Eddie the Head. Más tarde, con el contrato de EMI, se decidió estilizarlo y convertirlo en la más eficaz operación de mercadeo habida en una imagen de un grupo de rock. El dibujante Derek Riggs se encargó de darle vida oficialmente; de ese modo, Eddie se ha convertido en el ícono más entrañable del rock, una especie de Freddy Kruegger -de la película "A Nightmare on Elm Street", de 1984- metálico que asesina a los profanos y se divierte con el rock.

“Iron Maiden” fue todo un éxito. Críticos en la materia opinan que fue el disco clave para que algo llamado New Wave of British Heavy Metal, se pusiera en marcha; también dicen que la producción fue bastante floja, pero el repertorio brillante: “Running Free" y el himno “Iron Maiden” se convirtieron en piezas imprescindibles en los conciertos. “The Phantom of the Opera” reunió, en una sola canción, toda la esencia del grupo y anticipó lo que sería en adelante.

La banda había alcanzado la madurez para conquistar todo el Reino Unido, luego, el resto del mundo. El World Domination Tour fue una amplia gira por Gran Bretaña, antes de llegar a Europa continental como alternativa a Kiss durante el Unmasked Tour. El público de Kiss no era el mismo que iba a ver a Iron Maiden, pero sí tenían muchos puntos comunes. De todas formas, esa fue una buena oportunidad para Iron Maiden de ampliar su audiencia, la aprovecharon al máximo. Como muestra del aumento en su popularidad fue la invitación al Festival de Reading, evento importante principalmente por el aporte en metálico; un apoyo enorme para lanzar a los grupos al estrellato. O estrellarlos irremisiblemente. Para Iron Maiden la jugada fue perfecta, a pesar de que no todos quedaron contentos; fue por ello que el guitarrista Dennos Stratton anunció su salida, ocasionada por “diferencias musicales”. Su sustituto no tardó en llegar: Adrian Smith, quien se acopló perfectamente a la complicada forma de tocar de Murray. Conocedores dicen que técnicamente menos preparado, Smith se reveló más tarde como excelente compositor.

Al parecer, EMI aspiraba a convertir a Iron Maiden en unos Deep Purple, actualizados. Cuando se repara en el nombre del productor, Martin Birch, que trabajaría en su nuevo disco, eso tenía sentido. Birch había estado a cargo de la producción en grupos como Black Sabbath, Rainbow y, precisamente, Deep Purple. Nadie de Iron Maiden había quedado contento con la producción, del disco homónimo, a cargo de Will Malone. El resultado del trabajo con el nuevo productor, que salió al mercado en 1981, fue titulado “Killers”. La banda emprendió inmediatamente otro amplio tour por Gran Bretaña, seguido de su primera gira como artistas principales por Europa. Por si fuera poco, llegaron al Japón, donde habían obtenido un disco de oro, para ofrecer una serie de conciertos; algunas de esas presentaciones fueron grabadas y de ahí sacaron un LP en vivo titulado, no sin cierta ironía, “Maiden Japan”.

Los problemas volvieron a aparecer en el seno de la banda, con mayor gravedad porque quien salió fue Paul Di’Anno. Sin cantante, Iron Maiden no podía hacer mucho, así que Harris decidió enfrentar el gran desafío que tenía por delante y contrató a Bruce Dickinson; poco tiempo después sabría lo acertado de su resolución. Después de una serie de ensayos, la agrupación se reunió para trabajar en los estudios de grabación y, en 1982, logró la edición de “The Number of the Beast”, uno de los discos preferidos de sus fans. Ese tercer álbum llegó al Top 10 de las listas inglesas y el tema “Run to the Hills” pasó a ser el nuevo himno de sus seguidores. La consiguiente gira, The Beast On the Road”, se inició el 25 de febrero de ese año y terminó en Japón el 18 de diciembre.

Durante la gira, cada vez se presentaron en sitios más grandes, a medida que el espectáculo se hacía más sofisticado. Eddie alcanzó los tres metros y su aparición en escena era uno de los momentos más esperados del concierto. La hazaña de 1982 consistió en repetir en el Festival de Reading, solo dos años después de su primera presentación, pero como protagonistas. En la edición de ese año tocaron grupos como Twisted Sister, Michael Shenker, Gary Moore y Baron Rojo. El grupo arrasó en Reading y pasaron a ser una de las bandas metálicas más grandes del planeta; treinta mil personas fueron testigos de ello. Terminada la gira, surgieron otras separaciones: Clive Burr anunció su salida de la banda, fue sustituido por el baterista Nico Brain.

Aunque “Piece of Mind”, de 1983, fue el primer disco ante el cual crítica y público se mostraron decepcionados, también obtuvo discos de oro y platino. Hubo temas de relleno; pero "The Trooper” y “Revelations” hicieron del disco un imprescindible, como casi todos los de la banda. La gira correspondiente, titulada World Piece Tour, se dio entre junio y de octubre de 1984; la novedad fue su primera visita a Estados Unidos, como destino principal. Una gira agotadora, en la que se permitieron una semana de descanso antes de volver a Europa.

Al grupo no le había ido bien en el último disco y lo sabían; quizás resultó así por exceso de confianza, pero Harris decidió que eso no podía volver a pasar. Por este motivo, “Powerslave”, de 1984, fue considerado por todos como una especie de revancha, un trabajo para realzar la autoestima del grupo. En ese sentido, los temas “Aces High” y “Two Minutes to Midnight”, fueron de primera línea, mientras que “Rime of the Ancient Mariner” fue considerado una obra maestra del heavy metal.

La portada del disco, una de las más impresionantes de la historia del rock, era tomada como un excelente preámbulo del contenido. “Powerslave” no fue creado como una obra conceptual, pero se parecía bastante. La respectiva gira, llamada World Slavery Tour, empezó en Polonia antes de la caída del telón de acero y pasó a la historia como una de las más espectaculares realizadas por un grupo de rock; duró todo un año.

De esos doce meses de conciertos y presentaciones, con muchos momentos memorables, se pueden resaltar: el Rock en Río, en Brasil y los conciertos en Long Beach Arena en California, Estados Unidos. En el primero tocaron, entre otros famosos artistas, junto a Ozzy Osbourne, Skorpions y Whitesnake; de igual modo, un Eddie momificado extasió a los fans brasileños y un acelerado Bruce Dickinson se abrió la cabeza haciendo caballito con la guitarra, aunque siguió con el show como si nada hubiera pasado. Los conciertos de Long Beach marcaron un hito significativo: taquilla agotada durante cuatro noches seguidas, nadie lo había logrado antes, todo un récord. Esos conciertos fueron inmortalizados en audio y vídeo, material con que luego editaron el primer gran disco en vivo de Iron Maiden, titulado “Live After Death”, de 1985. Después de la gira se tomaron un año sabático.

Con el nuevo disco, “Somwhere in Time”, se produjo el regreso en 1986, seguía siendo Iron Maiden pero con cambios importantes en su música. Los temas “Sea of Madness”, “Stranger in a Strange Land” y “Heaven Can Wait”, fueron los mejores para crítica y público. Se le calificó como el disco de la transformación, por el sonido de las guitarras y la producción vanguardista, con temas que confirman lo adelantado del grupo. Las guitarras sintetizadas daban un nuevo matiz sonoro, abriendo el horizonte hasta niveles nunca pensados. El espectáculo Some Where On Tour fue organizado con más calma que la anterior gira; aunque la puesta en escena fue igualmente espectacular: sobre el escenario reprodujeron la portada del disco, una especie de ciudad futurista, como en el film “Blade Runner”, de 1982, donde se podían encontrar muchas referencias al pasado de la banda, una muestra más del sentido del humor del grupo. Por su parte, Eddie, quien salía armado con una pistola y amenazaba con volarle la cabeza a Bruce Dickinson, semejaba una especie de tortuga galáctica.

Para grabar su nuevo disco, “Seventh Son of a Seventh Son”, de 1987, su mejor obra para un importante sector de críticos musicales, al menos la más vendida hasta la fecha, los cinco del grupo se trasladaron a Alemania. La canción más escuchada fue “The Evil that Men Do”. El resultado, un disco conceptual sobre la eterna lucha entre el bien y el mal. Del futuro se retrotrajeron al la Edad Media y al recargamiento musical; no obstante, continuó la experimentación con los teclados y las guitarras sintetizadas, una excelente producción. El disco subió rápidamente al puesto uno de las listas inglesas. En cuanto a la respectiva gira, el momento cumbre fue, una vez más, un festival masivo, el de Donington de 1988 como artistas principales; batieron el récord de asistencia con 107.000 personas.

Después de un descanso de casi dos años, en octubre de 1990 la banda editó el que la crítica considera el trabajo más flojo de su discografía: “No Prayer For The Dying”; hasta Derek Riggs parecía haber perdido el interés. Salió Adrian Smith, fue sustituido por Janick Gers amigo de Bruce y excompañero de trabajo de Ian Gillan, Fish y White Spirit. Con esa alineación, Iron Maiden volvió a ser más activo sobre el escenario, pues Dave y Adrian apenas se movían de sus sitios, concentrados en sus instrumentos dejaban los saltos y las carreras a Harris y Dickinson; Gers resultó un remolino y Dave no tuvo más remedio que unirse a la fiesta.

En 1992 editaron “Fear of the Dark”, un doble álbum que devolvió la confianza que muchos seguidores del grupo habían perdido. El nuevo Eddie, mucho más tétrico y amenazador, fue la representación visual de la oscuridad que el disco guardaba; al parecer, los buenos tiempos volvían a la banda, pero fue solo en la superficie. Según la crítica, el mejor tema del disco fue “Wasting Love”. Aun así fue un buen legado para sus admiradores.

“A Real Live One/A Real Dead One”, de 1993, fueron dos discos en vivo; con una producción deficiente, algunos pensaron que se trataba de una venganza de Harris contra Bruce por irse del grupo. Sin embargo, el trabajo también es imprescindible en la discografía de Iron Maiden.

“Live At Donington”, también de 1993, fue un disco en directo, en vinilo y en DVD; con repertorio similar a los anteriores, pero con muy buen sonido. Ese mismo año se corrió la noticia de que Bruce iba a abandonar el grupo; pero los fans no querían que se fuera así no más y hubo demanda popular para que se hiciera algo especial, una despedida. Con ese motivo hicieron unos cuantos shows para que los seguidores pudieran verlo por última vez junto a la banda con la que se hizo famoso. La gira homenaje acabó con una presentación espectacular en los estudios Pinewood, un concierto que luego se editó en vídeo. El espectáculo continuó durante unos cuantos meses, comentarios y habladurías entre Bruce y el resto de la banda entretuvieron al público que los seguía.

Nombres de varios vocalistas sonaron como opción, entre ellos Joel Belliadona del grupo Antrax y Michael Kiss de Hallawsan; incluso se habló del regreso de Paul Di’Anno, pero al final, en el nuevo disco de Iron Maiden, "The X Factor”, el vocalista fue Blaze Bailey, escogido al parecer entre cerca de doscientos aspirantes. Con ese disco, el debut en 1995 de Blaze como vocalista desconcertó a muchos de los fans del grupo, él fue bien recibido por el público, pero no los nuevos temas presentados. Suele suceder que la sustitución del cantante insignia siempre es difícil para cualquier agrupación.

“Virtual XI”, de 1998, fue uno de los álbumes de menor venta de la banda. Adicionalmente, Bayley tuvo problemas con su voz y dejó el grupo a comienzos del año siguiente. Meses más tarde, la banda regresó a la alineación de un año atrás, con la reincorporación de Bruce Dickinson, del guitarrista Adrian Smith y de Janick Gers. Iron Maiden, entonces con tres guitarristas, realizó el siguiente año la más ambiciosa producción de Kevin Shirley, “Brave New World”. Ese período fue conocido como “los años progresivos” y el trabajo considerado como el mejor disco de la agrupación en una década. La gira mundial del año 2000 finalizó con un show en el famoso Rock in Río, Brasil, en enero de 2001; calificado como el festival de rock más grande del mundo, fue el retorno a la gloria de la banda.

“Dance of Death” revitalizó a Iron Maiden a través de la primera década del siglo XXI, con giras y grabaciones tan consistentes como en los pasados años ochenta. Se reunieron de nuevo con Kevin Shirley en 2003 para hacer el disco, inspirado en las batallas de la conquista en el siglo XIII; acreditado por la crítica, el álbum ganó varios discos platino en muchos países y despejó las dudas sobre quien era la banda sensación del rock metal.

La historia de Iron Maiden, primera parte, salió en formatos EP y DVD bajo el título “Rainmaker”, se editó en 2004 como resultado de un trabajo recopilatorio. “Sanctuary” fue un doble álbum editado también en 2004. “The Essencial Iron Maiden” salió en 2005 y coincidió con el concierto en el famoso festival de rock Ozzfest, junto a la agrupación Black Sabbath, que abandonó el evento por problemas con los organizadores. En se mismo año Iron Maiden anunció una gira para celebrar los veinticinco años de su primer disco y los treinta de su formación. La banda planeó grabar por este motivo un doble álbum, titulado “The Early Years”, que abarca su trayectoria entre 1975-1985.

Otro disco en vivo, “Death on the road”, apareció en septiembre de 2005. Poco tiempo después la banda regresó al estudio de grabación para trabajar en su álbum número quince, el resultado fue “A Matter of Life and Death”; editado en 2006, entró en los mejores 200 de Billboard. Tres años más tarde, Iron Maiden realizó la banda sonora de la película “Flight 666”, un documental grabado en dieciséis ciudades diferentes durante la gira de 2008, Somewhere Back in Time World Tour, donde viajaron en un Boeing 747, llamado Ed Force One, piloteado por el propio Bruce Dickinson.

En “The Final Frontier”, de 2010, Iron Maiden trabajó una vez más con el productor Shirley; el álbum llegó a las listas de discos en veintiocho países y premió a la banda con un Grammy como Best Hard Rock/Metal Performance, por la canción "El Dorado".

En 2012 editaron un álbum en vivo, con vídeo incluido, filmado en abril del año anterior en el Estadio Nacional de Santiago, Chile. En 2013 la banda comenzó a trabajar en la grabación de su disco número dieciséis, con la idea de que saliera dos años después; en el ínterin Dickinson se enfermó de cáncer, pero lo superó y se concluyó el trabajo con la adición de un vídeo promocional de la canción "Speed of Light".

El doble álbum, denominado “Book of Souls”, de algo más de noventa minutos de duración, salió en septiembre de 2016. El año siguiente la banda lo dedicó a la promoción del disco mediante una gira de conciertos de la que surgió otra grabación en vivo: “Book of Souls World Tour”: “Live Chapter”.

Iron Maiden regresó en 2019 a las giras de conciertos en Estados Unidos, el llamado Legacy of the Beast Tour ha sido calificado como la más grande producción en el género heavy metal en toda su historia. La gira, que comenzó el 18 de julio en Sunrise, Florida, Estados Unidos, se inspiró en un juego de vídeo basado en "Iron Maiden’s Legacy of the Beast", donde Eddie explora diferentes mundos, creados por la agrupación especialmente para presentarlos a sus fanáticos.

[ Enviar edición ]

Integrantes de Iron Maiden


Steve Harris, bajista, director, cerebro y fundador de Iron Maiden, desde niño estuvo motivado por bandas con estilos entre el punk y el rock hard. El primero, porque las influencias eran lo bastante fuertes como para intentar enfrentarlas y él demasiado joven para probar algo tan elaborado; el segundo, porque era lo que realmente le gustaba. Harris siempre ha sido un perfeccionista y eso lo llevó a cambiar de banda continuamente, cada vez que alguna no cumplía con sus expectativas; participó en grupos desde 1972, cuando tenía quince años. Agrupaciones como Influencie, Gypsy’Kiss -posteriormente Smiler-, pasaron rápidamente a la historia. El joven no tardó en darse cuenta de que la mejor forma de avanzar en el mundo de la música, haciendo lo que él quería, era llevar las riendas de su propia banda, donde pudiera planificar hasta el más mínimo detalle. Prueba de eso, fue el hecho de que el bajista ya tenía en mente el nombre de Iron Maiden, mucho antes de que el grupo existiera.

Dave Murray, guitarra; Bruce Dickinson, vocalista; Adrian Smith, guitarra; Janick Gers, guitarra y Nicko McBrain, batería.
[ Enviar edición ]
Reporta errores a través del vínculo "enviar edición" al final de cada sección de la biografía.

Datos de Iron Maiden

  • Integrantes: Steve Harris (director, bajo), Dave Murray (guitarra), Bruce Dickinson (vocalista), Adrian Smith (guitarra), Janick Gers (guitarra), Nicko McBrain (batería)
  • Integrantes anteriores: Clive Burr, Doug Sampson, Dennos Stratton, Dennis "Den" Wilcock, Bob Sawyer, Terry Wapram, Tony Moore, Paul Todd, Paul Cairns, Tony Parsons, Blaze Bayley
  • Nombre Artístico: Iron Maiden
  • Donde Nació: Leyton, Inglaterra
  • Fecha de Nacimiento: 1976
  • Nacionalidad: Británica
  • Donde Vive: Londres, Inglaterra
  • Género(s): Heavy metal
  • Actividad: 1976 - Actualidad
  • Instrumentos: Voz, guitarra, bajo, batería, teclado
  • Ocupación: Grupo de heavy rock
  • Disquera(s): Rock Hard Records, EMI, Universal, Sanctuary, Epic, Columbia, Portrait, Capitol
  • Página Oficial: www.ironmaiden.com
  • Redes Sociales: Facebook Instagram Twitter YouTube
3 Comentarios
Nadie ha comentado todavía y tu opinión es muy importante. Por eso te invitamos a comentar.
Al publicar estas aceptando nuestros Términos y Condiciones. No es obligatorio estar registrado para comentar, pero comentarios de registrados aparecen con su foto de perfil de Buena Música Social. Todos los comentarios son revisados y sujetos a ser eliminados sin aviso.